Caminante que transita por los caminos del mundo, Odín..

Por Antonio Carramiñana Calzada.

Sabiduría, guerra y muerte.

También magia, poesía, profecía, victoria y caza.

El dios de los dioses se dejó ver. Acércate, acércate, si puedes, a Odín..

Foto 1- Santa Marina (La Rioja), 22-01-2013.
Conoce las runas y aprende los signos, los caracteres de mucha fuerza, los caracteres de mucho poder, que tiñó el tulr supremo, y los altos poderes hicieron, el señor de los dioses..



Foto 2- Logroño (La Rioja), 30-01-2013.
Cálido eres, fuego, muy en demasía; ¡aléjate, llama!, el manto se abrasa, aunque lo alzo en el aire, el mantón me arde..



Foto 3- Mendavia (Navarra), 07-03-2013.
Salud, Agnar, la fortuna te ofrece, el señor de los hombres, por un solo trago, nunca encontrarás, un pago mejor..



Foto 4- Mendavia (Navarra), 7-03-2013.
Si debo en la batalla, conducir a los míos. Canto un conjuro tras los escudos, y así avanzamos victoriosos, entramos salvos a la batalla, salimos salvos de ella, y regresamos sanos de la contienda.



Foto 5- Estrada (Cantabria), 29-03-2013.
Hugin y Munin, vuelan todos los días, alrededor del mundo, temo menos por Hugin, de que no regrese, aún más temo por Munin.



Foto 6- Galilea (La Rioja), 14-05-2013.
Si mucho preciso, desafilo las puntas, de las espadas enemigas, y a mi adversario, ni armas ni mañas le valen..



Foto 7- Viana (Navarra), 23-07-2013.
Allí brilla cual oro, se extiende amplio el Valhala; allí, Hropt elige cada día, los muertos en combate.



Foto 8- Viana (Navarra), 23-07-2013.
Si dardo yo veo, que busca blanco entre mi gente: ninguno vuela con tal ímpetu, que no pueda detenerlo, tan solo con la mirada..



Foto 9-; Viana (Navarra), 23-07-2013.
Si hombres imponen, cepos en mis miembros, canto un conjuro, que me hace libre, las cadenas saltan de los pies, y de las manos los lazos...



Foto 10- Ajamil (La rioja), 10-11-2013.
No me dieron pan, ni de beber de un cuerno, miré hacia lo hondo, tomé las runas las tomé entre gritos, luego me desplomé a la tierra. Sé que colgué en un árbol mecido por el viento, nueve largas noches, herido con una lanza y dedicado a Odín, yo ofrecido a mí mismo, en aquel árbol del cual nadie conoce el origen de sus raíces.