Siempre nos quedará la primavera

Por Sergi Corral Buela

Hay años en que el “movimiento” meteorológico se concentra en pocos meses, justo cuando la caprichosa y juguetona dinámica atmosférica se activa y nos ofrece una gran variedad de fenómenos para observar y fotografiar. En el pasado 2013 fue durante la primavera, de marzo a junio, la estación más lluviosa y variable de todo el año en tierras catalanas.

El invierno llegó tarde y a finales de Febrero nos sorprendió una nevada a cotas bajas, en Collserola se llegó a los 15cm y la estampa matinal de sus alrededores era sensacional. En Marzo dominaron los levantes y un Mediterráneo enfurecido. En Abril, Mayo y Junio la inestabilidad, los chubascos y las tormentas. En cambio a partir de Julio y Agosto la máquina se paró, desaparecieron las lluvias y tormentas y llego el turno de la calma, los frentes atlánticos y el paso de un sinfín de nubes medias y altas.

Foto 1- "Nevada en Vallvidrera". Barcelona, 23-2-2013, Hora: 11:15



Foto 2- "Virgas". Sant Cugat del Vallès, 6-4-2013, Hora: 15:10



Foto 3- "Convección marítima". Barcelona, 18-5-2013, Hora: 12:11



Foto 4- "Chubasco patinete de playa". Barcelona, 18-5-2013, Hora: 12:03



Foto 5- "Cumulonimbos en La Demanda". Valgañón, 6-6-2013, Hora: 19:47



Foto 6- "Retortijones". Valgañón, 6-6-2013, Hora: 19:52



Foto 7- "Halo monumental". L’Escala, 29-8-2013, Hora: 10:18



Foto 8- "Calma especular". L’Escala, 19-8-2013, Hora: 7:09



Foto 9- "La ciudad en llamas". Barcelona, 8-11-2013, Hora: 18:32



Foto 10- "Mar Brava". Barcelona, 1-3-2013, Hora: 12:57