El relámpago del Catatumbo y el cielo que va creciendo con magia.

Por Francisco Javier Covarrubias M

El 23 de noviembre del pasado año 2013 la organización internacional Guinness oficialmente otorgó el Récord Mundial a la “región del relámpago del Catatumbo”, en Venezuela, por la recurrencia de tormentas eléctricas que se genera en la zona de modo permanente, para alcanzar un promedio de 250 relámpagos al año por Km2.

Es un singular fenómeno meteorológico que aparece en la cuenca del lago de Maracaibo, particularmente en su zona sur y central, y se caracteriza por la aparición de relámpagos de manera casi continua y silente, es una tormenta nube a nube de gran desarrollo vertical, formando arcos eléctricos entre los 2 y 10 Km de altura, durante al menos 245 noches al año, 10 horas cada jornada y hasta 280 veces por hora, el número de descargas va desde 20 y puede alcanzar hasta 50 por minuto.

Mientras las descargas eléctricas nube a tierra pueden tener una intensidad de 10.000 a 50.000 amperios; las de nube a nube, como las del Catatumbo, tienen de 100.000 a 300.000 amperios y su luz es visible hasta 400 Km de distancia, siendo la primera fuente generadora de electricidad de origen tormentoso en el planeta. Cada descarga tiene energía para encender 100 millones de bombillas, tan sólo 15 minutos de actividad bastarían para encender todas las bombillas de Suramérica.

El fenómeno se produce al converger en la zona nubosidad cargada de electricidad con suelos cenagosos igualmente cargados, en un medio de baja presión atmosférica resultado del desvío que sufren los vientos alisios del noreste al chocar con la sierra de Perijá, con alturas superiores a los 3.500 mts. Lejos de ser un evento estático, es un ciclo de tormentas eléctricas que se desplazan, no es un solo relámpago, son muchos con epicentro en el parque nacional Ciénagas de Juan Manuel hasta El Congo Mirador (pueblo de agua, donde la gente vive en palafitos)

Las fotos fueron tomadas en la zona del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel, en el lago de Maracaibo, municipio Catatumbo, Estado Zulia, Venezuela, durante las noches de los días 05 y 06 de noviembre del 2013.

-----------------------------------------------------------------------------------------

En una sola noche la zona nos presenta un insólito, mágico y cambiante cielo, podemos ver un espectacular y bonito atardecer con cielo despejado pero nubes tormentosas a ras del agua



No obstante hay cambios tan bruscos que al cabo de unas horas ya porcentualmente casi todo el cielo está cargado de nubes tormentosas. 



Las nubes se van cargando de tormenta pero no la descargan ni se disipan sino que van bajando hasta posicionarse nuevamente a ras del agua dejando por segunda vez la bóveda celeste despejada



Pasada la media noche comienza la actividad eléctrica nube a nube, en cuestión de segundos vemos cualquier cantidad de rayos difíciles de contar y captar al mismo tiempo (a menos que se haga con equipo especializado para ello) más un incesante relampagueo que se encuentra detrás de las nubes puesto que la actividad apenas está comenzando, lo que sustenta la teoría Plasmática de formación de tormentas eléctricas.







Poco antes del amanecer las nubes han ascendido y finalmente la tormenta como tal desencadena enormes y potentes rayos, algunos con una intensidad y luminosidad que enceguece





Hasta que llega el amanecer cargado de bruma debido a una incompleta actividad de descarga, la cual termina precipitando en parte y otra parte vuelve a tomar altura al recibir el calor del sol.