Soñar despierto

Por José Miguel García García

Imaginad un sueño, atemporal porque no tiene día, cálido y reconfortable por la sonrisa involuntaria que provoca; profundo, valiente, largamente anhelado.

Y ahora imaginad que ese sueño tiene que ver con la meteorología, y más concretamente con la fotografía meteorológica, y la satisfacción y fascinación a partes iguales que provoca en nosotros.

El 26 de Agosto del año 2013, yo viví, respire, sentí y me regocijé en un sueño particular, largamente deseado, que quiero compartir con vosotros a través de las fotos de este reportaje.

Foto 1- 15:55 h. Cerca de la sierra de Cullar, dirección Huéscar (provincia de Granada)
Un imponente desarrollo tormentoso llama mi atención, hacia el noreste de mi posición.



Foto 2- 16:33 h. Dirección hacia Orce (Granada).
Escasamente media hora más tarde una fortísima tormenta, comienza a desviarse de la trayectoria predominante, que ese día era este-noreste, y empieza a moverse hacia el sur.
Ráfagas de viento muy intensas acompañan un naciente y muy potente “Frente de Racha” que produce diferentes “Gustnados” y “Reventones” bajo su vertical.



Foto 3- 16:53 h. Entre Orce y María
Intercepto la parte delantera de ese “Frente de Racha”. La nubosidad baja se arremolina y constantemente se estira intentando llegar al suelo, levantando porciones de polvo y tierra. Comienzo a tomar consciencia de lo que podría tener delante de mí, ya que toda la estructura de la nube da la impresión de girar.



Foto 4- 16:58 h.
Al sobrepasar una colina, la carretera gira a la izquierda y se abre de golpe el campo de visión. De repente mi cuerpo libera una tremenda descarga de adrenalina. El corazón me da un vuelco y comienza a latir con fuerza: la emoción, tensión y nervios se apoderan de mi, y en mi mente chocan frontalmente la incredulidad con lo evidente, el sueño añorado con su fabulosa materialización en realidad. ¡Ante mi surge lo que parece sin lugar a dudas un “Mesociclón” precioso y muy bien formado, con toda una “Wall Cloud”, y además viene directa hacía mi!!, con un rugir continuo de relámpagos intranube, fuertes rafagas de viento y rayos a tierra muy potentes a su izquierda, justo delante de la corriente descendente.



Foto 5- 17:00 h.
Es curioso cómo reacciona el cuerpo ante una excepcional descarga de adrenalina que desborda los parámetros normales del cuerpo. Se pierde la percepción del tiempo, y todo se mueve a cámara lenta, o al menos el cerebro terriblemente acelerado, acumula tal cantidad de información en tan breve espacio de tiempo que unos pocos minutos se perciben como muchos más.
Estuve siguiendo la evolución y trayectoría del Mesocicón muy de cerca, casi debajo y según lo senti y recuerda mi mente, debieron transcurrir muchos minutos, bien pasada una media hora. Sin embargo repasando los códigos de tiempo ¡!solo trancurren 14 minutos entre la aparición del Mesociclon, y la última instantanea!!. Increíble.



Foto 6- 17:02 h.
En el extremo inferior izquierdo, un inmenso “Funnel Cloud” está a punto de conseguir formar la estructura hasta el suelo.



Foto 7- 17:05 h.



Foto 8- 17:07 h.



Foto 9- 17:12 h.
Difícil añadir algo con palabras, que esté a la altura de las imágenes, o que necesite explicarlas.
En la última imagen que me regaló la tormenta, me enseñaba su estructura interna, cual si se desnudara ante mí, con un rubor insultantemente bello.

 

Foto 10- Los Llanos de Guadix (Granada), 17 de agosto de 2013. 17:30 h.
Por último, para concluir este reportaje, un hueco para otro momento memorable que me ofreció este inolvidable mes de Agosto de 2013, mi mejor foto de rayos diurnos hasta la fecha, conseguida apenas nueve días antes de las fotos anteriores.