Nubediversidad

Por Francho Beltrán Audera

Todos conocemos el término “biodiversidad”, que nos habla de la diversidad de la vida que nos rodea y de la riqueza que eso supone. "En la variación está el gusto", dice un viejo adagio.

Últimamente también se ha definido la “geodiversidad”, así que habrá algún día que empezar a reivindicar el concepto de la “nubediversidad”.

2013 ha sido un año lluvioso en la mayoría de España, así que la nubediversidad ha estado garantizada.

Frente a los aburridos y monocordes cielos azules, me quedo con el dramatismo escénico de un cumulonimbo descargando acompañado del espectáculo del sonido y el olor a tierra mojada. (Muro de Roda, Pirineo aragonés. 18-5-2013)



O con la lencería fina de unos jirones de estratos suaves que ocultan una parte de la montaña, estimulando la imaginación que rodea al misterio de lo oculto. (Sierra Bernera, Pirineo aragonés 29-6-2013.)



O con ese océano cambiante y silencioso que rompe contra los acantilados de montañas que hace millones de años que no ven el mar (Pic du Midi de Bigorre. Pirineo francés. 3-8-2013)















Para terminar, una enigmática invasión de estratocúmulos apilados decorando la primavera en un escenario cambiante en el que mirar al cielo nunca cansa… (Somontano de Barbastro (Huesca). 9-6-2013)